En Conversación con Frank Henderson, Miembro de la Junta Directiva de SPESA: El Impacto del COVID-19 en la Industria Manufacturera Global

y Doméstica 

Por SPESA | 15 de Julio, 2020

El pasado mes de Junio, el equipo de SPESA sostuvo conversación con Frank Henderson, CEO para Henderson Sewing Machine Co., sobre el actual estado de la industria en medio de la pandemia del Covid-19 y lo que significa para la manufactura tanto doméstica como global.  

 

Primero que todo, cuéntanos sobre tu compañía y lo que la hace única. 

 

FH: Henderson Sewing se estableció en 1968 y es suplidor en tercera generación de equipo tecnológico para productos textiles y de costura, tales como integración robótica hacia la costura y unión de telas.  En los últimos 50 años, la compañía ha distribuido, sin temor a equivocarme, unos 560 diferentes productos para la manufactura de textiles y otros productos de costura. 

 

Una de las cosas que nos hace únicos, es que cada una de las personas que trabaja para Henderson Sewing, ha estado en la industria por muchos años. Contamos con un equipo de 30; 17 de esas 30 personas han trabajado por más de 25 años.  Esta experiencia significa que nuestro personal entiende la tecnología y puede rápidamente cambiar la producción para lograr atender las diferentes necesidades en el mercado, como es el caso en estos momentos al equipo de protección personal (EPP).

 

Para nosotros se trata de producir algo con la menor cantidad de pasos posibles.  Como compañía hemos logrado integrar la tecnología hacia los productos estándares que automatizan la cadena de suministros de la mejor forma posible. Nuestras maquinarias para mascarillas vienen de China porque ellos logran producirlas mucho más baratas.  Pero una vez que llegan, las customizamos para lograr la integración hacia esos productos en los que deben encajar nuestro mercado. 

 

Al principio de la pandemia del Covid-19, mencionaste que era importante para ti, ser un conducto de información. Puedes hablar sobre ese rol y, porqué es importante?

 

FH: Es un rol muy importante. 

 

Haré un recorrido en mi memoria y regresaré a 1970 cuando culminé mis estudios de la Auburn University en Ingeniería Textil.  Después de la graduación, trabajé para Amoco Fabrics & Fibers Company (ahora Propex Fabrics) en la industria de plásticos y fibra.  En ese empleo extruíamos finos filamentos de polipropileno paletizado, casi exactamente de la misma forma en la que se hace hoy en día el hilado unido y el soplado de masa fundida.  La tecnología en esos días estaba en pañales, pero me proveía con un entendimiento de cómo se procesa algo como la tela.  

El entender estos procesos es clave para algo como la manufactura de EPP.  Esta mañana, sostuve cuatro llamadas con clientes quienes no entendían como se utilizan las telas no-tejidas en la manufactura de EPP.  He tenido cientos de llamadas en las últimas seis semanas sobre este mismo tema.  

Dentro de las preguntas que me hacen están: Qué significa el sellado ultrasónico? O, que significa unir telas? Cómo se diferencia eso de la costura? Más allá de eso, qué son los niveles 1, 2, 3, 4 en mascarillas y batas? Dónde se pueden certificar estos artículos? Y qué significa N95 y porqué debo querer fabricar esas mascarillas en especial? Qué significan los niveles de filtros? Estos son solo algunos ejemplos de lo que las personas están consultando en estos momentos.  No cuentan con las respuestas, porque no tienen tanta exposición hacia la producción de EPP.  Allí es donde yo puedo ayudarles y, ser ese conducto de información.   

Crees que la falta de conocimiento en la producción de EPP es porque no se ha producido en los USA? O hay un eslabón faltante en el proceso de producción? 

FH: Creo que son ambas.  No ha habido mucha manufactura de EPP en los USA, lo cual da como resultado a la limitante de conocimiento.  Adicionalmente a eso, ha existido una desconexión en la cadena de suministros, entre los manufactureros de hilazas, manufactureros de telas, manufactureros de productos de corte y costura, etc.  Así de devastadora como ha sido la pandemia del Covid-19, ha descubierto nuevas oportunidades en la colaboración.  Estamos viendo esto entre organizaciones como NCTO, SEAMS, SPESA, el Nonwovens Institute, IFAI y muchos más.  No he visto colaboración como esta en más de 30 años.    

El tema sobre trabajadores esenciales ha surgido mucho en estos últimos meses, especialmente porque las personas se están cuidando en sus lugares y las compañías están cerrando.  Hiciste un fuerte argumento que los suplidores de equipo son esenciales.  Adicionalmente a la información que ya has compartido, porqué crees que los proveedores de equipo deben etiquetarse como esenciales y, qué papel juegan los suplidores en la carrera para la producción de EPP en los USA?

 

FH: Todos los primeros en línea – ya sean doctores, enfermeras, profesionales de medicina u otros – necesitan caretas faciales, mascarillas y batas para poder realizar su trabajo y prevenir el brote del Covid-19. La producción de estos artículos en estos momentos es tan importante para nuestra seguridad nacional así como las municiones, armas, aviones, uniformes militares y muchas otras cosas clasificadas como esenciales por el gobierno.   

Es importante visualizar toda la cadena de suministros cuando se está pensando en acelerar la producción de EPP en los USA.  Hemos tenido que importar tantos diferentes items para lograr producir a nivel nacional la EPP. Si contáramos con una cadena de suministros vertical que apoyara la producción, pudimos haber hecho todo aquí en los USA y haber podido incrementar la capacidad de producción a nivel nacional de forma mucho más rápida, dada las circunstancias.  

 

Recientemente platicábamos con Kirby Best de OnPoint Manufacturing  de su rápido cambio para lograr producir EPP.  Mencionó que el contar con automatización hizo que todo fuera mucho más fácil para lograr ese cambio en la producción. Conocido como el “Rey de las Máquinas de Costura Automatizadas”, puedes explicar porqué la automatización es tan importante durante una crisis como esta?   

 

FH: Nosotros dentro de la industria textil y de productos de costura necesitamos una completa y verticalmente integrada cadena de suministros y aún no contamos con eso.  Una cadena de suministros digital nos permitiría ver cada uno de los eslabones de la cadena de suministros – desde la planta que corta y costura hasta la distribución.  Un sistema digital conoce las habilidades de cada parte de un equipo y, lo que puede y no puede producir.  

 

Toma por ejemplo a OnPoint Manufacturing, en algún momento, un operador podría estar creando un vestido y, al siguiente podrían estar creando una bata médica. Ahora, compara eso con una cadena de suministros no-digital, donde se requiere ir a cada individuo con instrucciones impresas de como manufacturar algo diferente.  El proceso es mucho más largo.

 

Otra de las cosas, es la consistencia.   En estos momentos estamos trabajando con Black Swan Textiles en un Sistema de cámara que observa una pieza de la tela y, puede indicarte la receta de la fabricación de esa tela.  Eso significa que la tela puede ser creada y replicada en cualquier parte del mundo y, será exactamente la misma sin importar donde vayas.  Es una consistencia garantizada.  

 

Cómo ha impactada a la industria el Covid-19? Y cómo ha cambiado la forma en la que trabaja? Qué tipo de efectos a largo plazo anticipas para tu negocio, la industria y la cadena de suministros? 

FH: En mi vida, nunca ha existido una situación que se asemeje a este total cierre de país. Los cierres debido al Covid-19, han sido dañinos para los negocios de USA y, me temo que muchos de esos negocios no sobrevivirán.  

Desde el punto de vista de la cadena de suministros, la pandemia ha revelado la gran dependencia que tenemos sobre China como una base de manufactura, más allá de la producción única de EPP.  Hemos comprado en el extranjero la mayoría de nuestros productos manufacturados, contaminando el mundo con trabajo barato e importando productos de alrededor del mundo a bajo costo.  

 

Hemos desbaratado la base de la manufactura especialmente para la industria textil y de prendas.  Mientras el Covid-19 se esparcía, existía una significativa escasez de productos no-tejidos, que normalmente son utilizando para la manufactura de EPP y batas.  Esos productos estaban siendo importados hacia los USA – aproximadamente el 98% de ellos. También tienes varios participantes en China, por ejemplo, que detuvieron el flujo de exportación de mascarillas y otros EPP. En Diciembre del 2019 y Enero del 2020, compraron todas las mascarillas y batas a nivel mundial y, se beneficiaron de ello.  Hoy es difícil obtener esas mascarillas de China.  Si estos productos fueran manufacturados aquí, no tuviéramos este problema.  

 

Como americanos, necesitamos tener el control de nuestro propio destino al convertirnos en el epicentro de manufactura que solíamos ser.  Hemos hablado mucho sobre EPP, pero sucede lo mismo para los medicamentos y muchos otros productos que los USA solía manufacturar pero que lo llevaron a otro lugar, simplemente porque era más barato. Esto es algo que he pensado mucho en los últimos 30 años.  Los USA necesita ser capaz de producir productos esenciales para ayudar a este país a seguir siendo un líder en manufactura y tecnología.  

Subscribe to Behind the Seams 

  • White Facebook Icon
SPESA Logo (5) (1).png

© 2020 by SPESA. Proudly created with Wix.com