¿Cómo Podría una Presidencia Biden Afectar las Políticas Comerciales?

Por Sourcing Journal | 29 de Septiembre, 2020

Esté preparado para un reinicio de políticas comerciales si el Demócracta Joe Biden es electo Presidente. Los expertos ven el antes vicepresidente, bajando la guardia ante el agresivo acercamiento hacia el comercio internacional con el que lo hizo el Presidente Trump, para volverlo uno más diplomático y multinacional, y al mismo tiempo el tema de Hecho en América se vuelva una estrategia con un mucho mejor y verdadero plan de manufactura para US.

 

Este artículo fue originalmente publicado por Sourcing Journal el 29 de Septiembre, 2020. Lo compartimos porque explica el posible impacto de las elecciones de USA sobre la industria de productos de costura. Favor tomar nota que SPESA no apoya ni patrocina ningún candidato político.

 

Esté preparado para un reinicio grande sobre las políticas comerciales si el candidato Demócrata, Joe Biden es electo Presidente.

 

En el tiempo que se desarrollará el primer debate de tres para la candidatura presidencial, los expertos ven al anterior vicepresidente siendo más flexible hacia el acercamiento agresivo del Presidente Trump, al comercio internacional, para volverlo uno con una estrategia diplomática multinacional, mientras también convierte las pláticas de Hecho en América, en una acción más real con un plan estructurado para la manufactura de los US.

 

“Entre Biden y Trump, tienes una visión del mundo totalmente abismal y opuesta”, dijo Julia Hughes, presidente del United States Fashion Industry Association. “Con Trump, sus guerras y críticas comerciales – ninguno de nuestros aliados está haciendo lo suficiente – mientras que lo que la mayoría de la gente anticipa con la administración Biden, es que la temperatura bajará unos cuantos grados. No será tan confrontativo, aunque estoy segura que cualquier administración Demócrata estará siempre enfocada en reforzar y en batallas con nuestros socios comerciales para proteger con ello los intereses americanos”.

 

Logrando un balance comercial

Phil Levy, economista en jefe para la compañía de logística Flexport, quien velaba por las políticas económicas internacionales para el Sen. John McCain, cuando participó en las elecciones para presidente contra el Presidente Barack Obama en 2008, dijo que, si Biden era electo, el haría los asuntos de comercio internacional a un lado.

 

“La campaña ha indicado que primero velarán por las inversiones domésticas y solo después de esto, deseamos acercarnos al comercio’” dijo Levy.

 

El Democratic National Committee (DNC) y la plataforma de campaña de Biden sobre el comercio, dijo que los Demácratas negociarian “fuertes y reforzados estándares para el trabajo, derechos humanos y ambiente en el sentido de formar bases dentro de nuestros acuerdos comerciales”.

 

“Los acuerdos comerciales del futuro, deben construirse en las provisiones pro-laborales agregadas en en el acuerdo de los United States-Mexico-Canada Agreement (USMCA) hecho por los miembros Demócratas del Congreso” estipula la plataforma.

 

La plataforma Biden-DNC dice que los Demócratas tomarán acciones agresivas en contra de China o de cualquier otro país que intente recortar la manufactura americana al manipular la moneda y mantener desequilibrado el cambio contra el dólar, botando productos como el hierro y aluminio sobre los mercados de US o proveyendo subsidios injustos.

 

Comprar (y manufacturar) americano

Chris Haynes, profesor asociado de ciencias de la política y seguridad nacional de la University of New Haven, dijo que mucha de la política comercial de Biden, está centrada en su “empatía y preocupación por la manufactura y mano de obra americana”.

 

“Esto data a sus raíces en Scranton y realmente le da forma a su entendimiento y de cómo desea reorientar el comercio” dijo Haynes. “Una de las cosas que desea cambiar de lo que Trump está haciendo, es la de tomar un acercamiento más multilateral al negociar con nuestros aliados comerciales y enfrentar y acorralar a China. Existe un entendimiento mucho más realista de que la economía y sistema político de China es diferente, su forma de hacer negocios es tan diferente que al acercarse a lo que sucedió en el 2004, China pudo maniobrar por sobre los US. Lo que Biden parece entender es que desea construir una coalición de socios mucho más grandes, Europa y Japón en particular, quienes están mucho más dispuestos ahora en el 2020, por varias razones a unirse a Biden, para confrontar a China con el tema del robo de propiedad intelectual y acceso a sus mercados, bajo el auspicio de la World Trade Organization.”

Haynes dijo que Biden buscará unir el incremento de la manufactura americana hacia la sostenibilidad y el Green New Deal. Una administración Biden, agregó, buscará construir en el lema de “traer a casa”, las cadenas de suministros tales como las de EPP y materia prima. Biden ha propuesto una inversión de $400 billones para abastecer y tratar de construir una infraestructura y “Compra América”, opuesto a una estrategia de diversificación favorecida por algunos.

“La campaña de Biden está enfocada en la preparación doméstica y en ayudar a traer de regreso la manufactura” expresó el presidente y CEO del National Council of Textile Organizations, Kim Glas. “Esa parece ser su prioridad versus buscar y negociar un bulto de acuerdos comerciales desde el Primer Día. Su agenda es de cómo podemos fortalecer el Comprar Americano, cómo invertimos en industrias estratégicas, cuáles son las herramientas de investigación y desarrollos que necesitamos para enaltecer aquí mismo en los Estados Unidos”.

La plataforma DNC dijo Biden, probablemente elimine las políticas comerciales y de impuestos de Trump, esas que alientan a las grandes corporaciones a enviar los empleos al extranjero y evadir el pago de impuestos justos.

 

“Si las compañías cierran sus operaciones aquí y buscan emplear en el extranjero, buscaremos la manera de regresar cualquier inversión pública o beneficios que recibían de parte de los que pagaban sus impuestos” establece.

 

La estrategia de manufactura comprensiva e innovadora de Biden, también buscará supervisar los recursos del gobierno federal. Específicamente, sigue seis líneas de esfuerzo que, “reconstruirán la manufactura e innovación americana, para que el futuro de hecho en América sea hecho por todos los trabajadores americanos”.

 

Primero hará realidad el trabajo de “Compra Americano” con una inversión de $400 billones “Inversión de Abastecimiento”, que en conjunto con la energía limpia de Biden y plan de infraestructura, darán energía a la nueva demanda de los productos americanos, materiales y servicios, asegurando que estos sean exportados en barcos con la bandera de USA. El plan llama para una revitalización y reinicio de manufactureros americanos, con un enfoque particular en manufactureros de menor tamaño y esos que son propiedad de mujeres y personas de color, a través de incentivos específicos, recursos adicionales y nuevas herramientas de financiamiento.

 

El plan de Biden es el de generar $300 billones en inversión de investigación y desarrollo y tecnologías de avanzada – desde vehículos eléctricos, materiales livianos hasta 5G e inteligencia artificial – para con ello desatar la creación de trabajo de alta calidad en una manufactura y tecnología de alto nivel. Biden y su plan buscan también asegurar que las mayores inversiones públicas – abastecimiento, R&D, infraestructura, entrenamiento y educación – alcance a todos los americanos a través de los diferentes estados y regiones, incluyendo las áreas urbanas y comunidades rurales, con inversiones históricas en comunidades de color y un énfasis sobre los pequeños negocios.

 

También buscará una “Estrategia Comercial y de Impuestos Pro-Trabajador Americano” para arreglar las “dañinas” políticas de la Administración Trump y darle a los manufactureros y trabajadores una oportunidad justa para competir por trabajos y participación de mercado, mientras al mismo tiempo se traen de regreso las críticas cadenas de suministros de regreso a América, “para qué dentro de una crisis, no seamos dependientes de China o ningún otro país para la producción de productos críticos”.

 

“Adicionalmente a traer de regreso los trabajos perdidos este año, el plan de Biden es el de asegurar que en el futuro se construya todo en América, el cual ayudará en la creación de por lo menos 5 millones de nuevos empleos en la manufactura e innovación” expresa la plataforma.

 

Aunque para lograr cumplir estos incentivos, Biden necesitará de la cooperación del Congreso.

Levy dijo que Biden estará atento en lograr disparar la manufactura de US, incluyendo prendas y textiles.

“Creo que ha sido bastante claro sobre eso; creo que ha sido su instinto y creo que también sigue un patrón”, agregó. “Definitivamente se vio una cantidad decente de eso en el programa de recuperación, que ayudó a velar dentro de la administración Obama. Existirá un reto con esto, ya que se verá como proteccionismo. Existe un apoyo bipartito para la política industrial en estos momentos y eso formará parte de”.

 

China y el mundo

Una administración Biden dijo Hughes, querría estar jugando dentro de un liderazgo global, un rol que ha sido históricamente parte del ADN de las interacciones americanas alrededor del mundo.

 

Sobre China, Levy dijo que habrá una “muy grande decisión” que Biden tendrá que tomar de forma justa y rápida de si desea reiniciar o, si toma lo que heredó y trabajar a partir de ese punto.

 

“Él ha criticado las China tariffs como de inefectivas y que es real – que daña a los consumidores y productores americanos, lo cual también es cierto – pero existirá también una gran presión para demostrar que es ‘duro con China’”, dijo Levy.

 

Nicole Bivens Collinson, presidente de comercio internacional y relaciones gubernamentales de Sandler, Travis & Rosenberg, dijo durante un webinar, que Biden ha expresado que puede mantener las tarifas de Trump sobre China y ha prometido “insistir con un comercio justo”.

 

“Es muy probable que Biden busque un acercamiento multilateral y trabajar con aliados para lograr encontrar remedio para combatir a los malos actores del mundo, el más grande, siendo China”, enfatizó Collinson.

 

Hughes notó que Biden ha sido “muy cuidadoso” en el lenguaje de política. Ella predijo que las tarifas podrían no ser eliminadas desde el Día Uno, pero se buscarán decisiones de un “futuro fresco” sobre ellas y algunas o, todas eventualmente se eliminaran.

 

Para Glas, la presunción es que Biden no buscará eliminar las tarifas sobre China, esas que han ayudado a la industria textil doméstica, por lo menos no inmediatamente. El DNC y la campaña Biden expresaron que “convocaremos a nuestros aliados de forma coordinada para presionar al gobierno de China y otros abusadores comerciales a seguir las reglas y asumirlas cuando las desacaten”.

 

Los expertos acuerdan que Biden tomaría un acercamiento mucho más global para dirigir el gobierno y volver a colocar a US dentro de una posición de liderazgo a nivel mundial.

 

“Si veo un reinicio en el WTO bajo la administración Biden, tanto en la forma como opera y como actúa dentro de ella, pero también un reconocimiento de que se necesita que exista y de que es necesaria”, indicó Hughes.

 

Sobre los acuerdos de libre comercio, denotó que la campaña de Biden de forma “sabia”, ¿no ha dicho mucho sobre ellos porque ella cree que la administración necesitaría hacer una profunda investigación de lo “que es el interés de US dentro de los acuerdos comerciales”?

Subscribe to Behind the Seams 

  • White Facebook Icon
SPESA Logo (5) (1).png

© 2020 by SPESA. Proudly created with Wix.com